Gema Igual desarrollará un Plan Director para General Dávila, con más de 20 actuaciones y 18 millones de inversión

  • La candidata popular encargará un estudio para ampliar la capacidad del funicular del Río de la Pila
  • Se suprimirán los cerramientos que separan los parques de Arna, Jado, la Finca Altamira, el Conservatorio Jesús de Monasterio y Mendicouague de la calle General Dávila para hacerlos más visibles y accesibles
  • Prevé acondicionar la cubierta del depósito del Avellano para generar un nuevo espacio libre para el barrio

18, mayo, 2019.- La candidata a la reelección como alcaldesa de Santander por el Partido Popular, Gema Igual, desarrollará un Plan Director para el paseo de General Dávila, con alrededor de 18 millones de euros de inversión en una calle de casi 4 kilómetros de longitud, en la que viven 15.000 santanderinos y que cuenta con 240 comercios.

Igual ha presentado hoy esta actuación, que pretende generar una calle “más humanizada”, con pavimentación y mobiliario urbano homogéneos, en la que se favorezca el acceso a las zonas verdes y se descubran espacios “que ahora no tenemos a simple vista”, como el jardín del depósito de Arna, el parque del Regimiento o la Finca Altamira.

“Continuamos así apostando por los barrios, por mejorar la calidad de vida de los santanderinos, vivan donde vivan, con la vista puesta en que tengan en su entorno más cercano equipamientos, servicios y espacios abiertos al uso ciudadano que favorezcan la convivencia vecinal”, ha subrayado.

Asimismo, ha afirmado que su intención es también impulsar al comercio y la hostelería de barrio para que, rodeados de un entorno urbano más amable y disfrutable, se potencie su atractivo y su actividad.

El Plan Director afectará a los 3.690 metros del paseo, entre las rotondas del Alto de Miranda y la de Pronillo (conocida como Los Osos), así como a las laderas norte y sur.

A lo largo del paseo, se dará uniformidad al pavimento de las aceras y se reajustarán las dimensiones de los carriles de tráfico que, en algunos puntos son más anchos de lo necesario, para que tengan una medida uniforme de 3,2 metros, lo que permitirá  disponer de aceras más anchas manteniendo los actuales aparcamientos y sin afectar tampoco a la capacidad de tráfico de la vía.

También se prevé suprimir los bordillos resaltados tanto en alcorques como en pequeños parterres y dar uniformidad al mobiliario urbano (papeleras, bancos, farolas, etc.), así como poner en valor algunos de los hitos con los que cuenta el paseo, como el pequeño jardín situado al sur del depósito de Arna, el desembarco del funicular al sur del campo de fútbol Uco Alciturri, el parque del Regimiento, donde se podrían ubicar un auditorio al aire libre o la zona superior de los huertos de la Finca Altamira.

UN GRADERÍO EN EL PARQUE DEL REGIMIENTO

Igual ha mostrado su interés en ampliar la capacidad del funicular del Río de la Pila, muy utilizado por santanderinos y visitantes, y en el que, en determinados momentos, se producen colas para poder utilizarlo.

Para ello, se encargará un estudio técnico para analizar la posibilidad de ampliarlo, quizás colocando otro ascensor inclinado paralelo, de manera que puedan funcionar de manera independiente.

El parque de Arna que, a día de hoy, es poco utilizado a pesar de que tiene unas vistas magníficas de la bahía, se hará más accesible y se mejorará la zona de los juegos infantiles, generando una nueva zona de espacio libre aprovechando la parte superior del depósito.

Se eliminarán los cerramientos para hacer más visibles y accesibles el parque de Jado, la Finca Altamira y el Conservatorio Jesús de Monasterio, en los que se mejorarán, además, los itinerarios peatonales interiores. También se abrirá en mayor medida a la calle General Dávila el parque de Mendicouague, donde se plantarán más árboles y especies vegetales.

En el parque del Regimiento se llevará a cabo la mejora de sus zonas verdes y estanciales y se aprovechará su desnivel para que puedan celebrarse diferentes eventos y actividades al aire libre en un auditorio-graderío, lo que supondría.

En el depósito del Avellano se propone acondicionar la cubierta, reforzando la estructura del depósito, si es necesario, de manera que se pueda aprovechar para generar un nuevo espacio libre para el barrio al que se dote de zonas verdes y estanciales e incluso de huertos urbanos.

MEJORA INTEGRAL DE LA ENCINA, ENTREHUERTAS, SAN PANCRACIO, COLONIA DEL MAR, PRONILLO Y CAMILO ALONSO VEGA

La candidata popular se compromete a llevar a cabo en la próxima legislatura la mejora integral del barrio La Encina, entre las calles Universidad, Fernando de los Ríos, Bajada de la Teja y Honduras, del barrio de Entrehuertas, donde se instalarán, además, 3 tramos de escaleras mecánicas para salvar los 15,5 metros de desnivel que tiene esta calle, equivalente a una pendiente del 30%; de los barrios San Pancracio, Colonia del Mar y Pronillo, y de la calle Camilo Alonso Vega.

Otra actuación de movilidad vertical para favorecer el acceso a General Dávila que, a día de hoy, está conectada con el Paseo de Pereda, el Río de la Pila, la plaza de los Remedios y la plaza de Numancia, será la que una, con rampas y escaleras mecánicas Jesús de Monasterio y Juan XXIII, desde donde existiría la posibilidad de llegar hasta Juan José Pérez del Molino.

Igual proyecta mejorar la accesibilidad y los recorridos peatonales en el entorno de la calle Santo Toribio y el barrio de la Media Luna, así como en la calle Antonio Cabezón, que se urbanizará y se dotará de carácter semipeatonal, con aceras y calzada al mismo nivel para dar preferencia al peatón.

Este proyecto contempla también la renovación de pavimentos, aceras y escaleras, así como de las redes de abastecimiento y saneamiento, al tiempo que se dotará de nuevo alumbrado a algunas zonas que carecen de él y se creará un nuevo área de estancia y juegos en el extremo final de la calle.

El ensanche y acondicionamiento de las calles Miralmar y Miguel de Unamuno son algunas de las actuaciones ya diseñadas, junto con la conexión de las calles Antonio de Mendoza y Juan José Pérez del Molino, la renovación del Centro Cívico Meteorológico, y la tercera y última fase de la mejora de presión de agua, entre la calle Universidad y el Alto de Miranda.

Más información aquí